[⍾4] Llegada

⍾ 4

Días sobre Tau Ceti f: 0
Este es el Reporte #4 grabado pocos minutos después del aterrizaje.

Después de varios días de descenso finalmente llegué. Estoy en la superficie de Tau Ceti f. ¿Por qué nunca le pusimos otro nombre? ¿Cuántos planetas ha visitado ya la raza humana? A pesar de que para muchos no parezca un logro tan grande, para mi lo es. El solo hecho de llegar a otro planeta, poder pisar en él. Demuestra una fuerza que va más allá de lo individual. Son tal vez miles de millones de horas de investigaciones, que vienen desde la antigüedad hasta hoy. Y a pesar de todo eso, no sabemos que es lo que vamos a encontrar aquí. El último mensaje que recibí desde la nave, Mercurio V, es que no se ha podido encontrar señales de movimiento en la superficie, ni tampoco señales de estructuras o ciudades. En todo caso aún no ha pasado el tiempo determinado de espera. Debo estar aquí por 2 horas más antes de aventurarme a salir. Los análisis del aire no han encontrado nada diferente de lo esperado. A través de la ventana veo solamente una planicie desértica y unas montañas a lo lejos que parecerían tener algún tipo de vegetación. El área escogida para el aterrizaje fue un área de baja probabilidad de encontrar vida, está lejos de cualquier cuerpo de agua o de áreas que parecen estar cubiertas por una densa capa de vegetación o algo similar. Y es que en la tierra dividimos la vida en “reinos” de muchas maneras diferentes pero que sabemos que no se aplican ni si quiera en la misma tierra. La señal de radio proveniente de este planeta debió haber sido creada por un mecanismo complejo. Cuando se descubrieron, rápidamente se descartaron que fueran ondas creadas por movimientos del interior del planeta o de resonancia de su campo magnético. El mundo entero re-enfocó sus telescopios y todos pusieron sus ojos en este sistema solar y pronto en este planeta donde me encuentro. Lo primero que se notó es que el mensaje entero se transmitía en 2 frecuencias muy determinadas. Estas frecuencias al dividirlas, nos daba una aproximación de PI muy buena. Estas dos frecuencias variaban y además variaba la intensidad. Se grabó la secuencia repetitiva de ondas una y otra vez. Los mayores clusters se dedicaron a intentar descifrar el origen y el mensaje. Poco a poco se empezaron a publicar en revistas y periódicos especializados, métodos que resolvían una u otra parte del misterio, pero a pesar de tanto esfuerzo nunca se pudo determinar su significado. Según lo que se dijo, con la teoría de la información, esta señal no es una señal aleatoria. Su duración es de aproximadamente 18 horas. Luego hay una pausa de entre 16 y 20 horas y se repite nuevamente. El mensaje aparenta tener más de 800 símbolos según algunos cálculos, y solo 300 según otros. Nunca se pudo determinar el contenido exacto del mensaje, ya que cada vez que se analizaba más a profundidad se encontraba nuevos tipos de modulación de las ondas. Se desarrollaron nuevos métodos para capturar estos tipos de modulación pero ninguno pudo, de forma determinada, darse como vencedor. Fanáticos religiosos aprovecharon para crear sus propios significados igual que fanáticos científicos. Al final la solución fue de enviar un equipo a este planeta y hacer un primer contacto. Y aquí estoy hoy, a pocas horas de salir y pisar este mundo extraño, de aventurarme para encontrar esta fuente del mensaje y asombrarme, por que se que lo que sea que encuentre será asombroso.

Leave a Reply

*